Saltar al contenido

Vivir el presente conscientemente, centrando la atención en los buenos y grandes o pequeños momentos permite expandir nuestra vivencia de bienestar. Poner el foco en el aquí y ahora y exprimir y saborear intensamente los pequeños grandes momentos que nos aporta cada día potencia nuestro bienestar.